You need Joomla! 1.7 to run this plugin!

19-10-2014 TAJOS DE ALHAMA

Imprimir
Categoría: Senderismo

 En el día de hoy vamos a combinar el senderismo con el turismo urbano y gastronómico. Nos vamos a Alhama de Granada para hacer un recorrido por los Tajos y por las calles de la ciudad.

Sobre las nueve y media de una mañana preciosa de cielo azul y temperatura quizá algo elevada para la época, el autobús nos deja en el punto de inicio del recorrido. El comienzo no puede ser más bonito, estamos en la Pantaneta de Alhama, un lugar incluido en el Inventario Andaluz de Humedales por su riqueza faunística. Y que está rodeada de vegetación que hoy nos ofrece una preciosa estampa otoñal con la arboleda pintada de amarillo que se refleja en el espejo de sus aguas verdosas.

 

Iniciamos la caminata siguiendo la dirección de unas tablillas que nos señalan “Ruta del Termalismo-Camino de los ángeles” y que enseguida nos adentra en un bosque de rivera en el que conviven olmos, fresnos y chopos y que está adornado con los colores del otoño. El río Alhama nos acompaña durante todo el trayecto con su canción, dejándonos ver sus aguas, no demasiado cristalinas, de tanto en tanto entre la vegetación.

Al poco de caminar, las primeras estribaciones de los famosos tajos de Alhama, empiezan a custodiar el camino por el que transitamos. Unos paneles informativos nos van ilustrando a lo largo del recorrido sobre la vegetación y la fauna, e incluso en la ermita de los Ángeles, nos cuenta la leyenda que dio origen a dicha ermita. Atrás dejamos unas casas-cueva abandonadas y vemos los restos de molinos que aprovechaban la fuerza del agua. Pasamos por otro panel que nos habla de Las Pilas de Lavar de las Lavanderas y que podemos ver excavadas en la roca. El pueblo aparece recortado en el cielo azul y siguiendo el sendero llegamos a una empinada cuesta, la de los Molinos,  que desemboca junto a la iglesia del Carmen, donde nos recibe una fuente de aguas frías y cantarinas.

Aquí se produce la desbandada, es que es la hora del desayuno y algunos salen a la búsqueda de churros. Una vez todos juntos de nuevo y tras disfrutar de unas impresionantes vistas del tajo, nos ponemos en marcha por las calles empedradas del pueblo. Pasamos por la fuente de Granada y salimos a un carril camino del balneario. Volvemos al río para ver un puente romano antes de circular por la carretera que nos conduce al hotel y a las aguas termales.

Los más osados no tardan en meterse en una de las charcas de aguas calientes, mientras que otros prefieren bañarse por dentro y se van al bar a refrescarse con una cerveza. ¡Todos contentos! Tras el remojón, volvemos a la carretera y al carril inundado de sol que nos devuelve al pueblo y a la plaza justo a la hora de la comida. También aquí hay donde elegir, o restaurante al uso o sacar el bocata sentado en el banco que rodea la iglesia. Tenemos tiempo hasta de echar una siesta.

Y de nuevo ¡volvemos al camino! Regresamos junto al río, protegidos del sol por la arboleda que nos obsequia con distintos tonos de amarillo y verde, es una delicia caminar por estos parajes tan coloridos, animados con el murmullo del agua y flanqueados por los farallones que el agua ha ido excavando a lo largo de los siglos. El camino nos ha parecido corto cuando de nuevo llegamos a la Pantaneta donde nos espera el autobús.

 Foto de grupo y de vuelta a casa.  

   

  • PA190004
  • PA190006
  • PA190008
  • PA190011
  • PA190014
  • PA190017
  • PA190020
  • PA190021
  • PA190022
  • PA190031
  • PA190035
  • PA190036
  • PA190041
  • PA190045
  • PA190049
  • PA190050
  • PA190058
  • PA190059
  • PA190062
  • PA190065
  • PA190066
  • PA190067
  • PA190068
  • PA190069
  • PA190072
  • PA190076
  • PA190078
  • PA190079
  • PA190080
  • PA190083
  • PA190086
  • PA190087
  • PA190089
  • PA190090
  • PA190091
  • PA190092-1
  

 

Envía tus comentarios...

    Copyright 2011 AMIGOS DEL TORCAL.

    Administrador

    Web Artesanos & Lokofilms

    Free Joomla Theme by Hostgator