You need Joomla! 1.7 to run this plugin!

9-10-2016 TAJOS DE LOS BERMEJALES

Imprimir
Categoría: Senderismo

 

Hoy de nuevo nos toca madrugar, vamos a ir al encuentro del río Cacín junto al pantano de los Bemejales. Atrás dejamos pueblos como Moraleda de Zafayona y la Cruz del Comercio antes de ver las aguas azules del embalse que nos anuncian que hemos llegado al inicio de nuestra ruta. Dejamos los coches  en el poblado del embalse desde donde tenemos bonitas vistas del pantano y siguiendo un sendero enseguida llegamos al  río. Nos sorprende su abundante caudal de aguas ruidosas y el paisaje que ha ido labrando a su paso a lo largo del tiempo.

Vamos a ir durante todo el recorrido con el sonido de sus aguas que unas veces casi podemos tocar y otras solo vamos a intuir entre la densa vegetación que crece en su ribera. Enormes higueras, escaramujos, espinos y zarzas  pueblan las orillas y en ocasiones apenas nos dejan espacio para pasar.

 

La ruta de hoy es como un parque de atracciones y la primera de ellas es una escalera metálica por la que tenemos que subir de uno en uno. Enseguida nos topamos con una grieta en la roca que podemos superar sin dificultad con la ayuda de una cuerda. Más adelante hay que bajar una zona muy pendiente, también está equipada con otra cuerda que nos sirve de apoyo. Mientras nosotros superamos las dificultades, el río nos acompaña con su rumor y sigue su curso dejando atrás un paisaje espectacular. Paredes altas que parecen decoradas por la mano de un escultor, algunas veces con rayas horizontales y otras con rayas oblicuas completamente simétricas. En medio de una de ellas a bastante altura descubrimos unas construcciones a las que parece imposible acceder,  se tratan de construcciones del  Neolítico en las que habitó el hombre hace más de 5000 años.

 En varias ocasiones hay que cruzar a la otra orilla y para ello hay dos puentes colgantes  bastante estrechos que hay que pasar con precaución.  A cada paso nos sorprendemos con las formaciones en las rocas que el agua ha ido dejando a su paso, tenemos que pasar bajo techos de arenisca donde cuelgan culantrillos y tras cruzar otros dos puentes, en esta ocasión más sólidos, salimos del cañón dando vistas al conocido como puente romano, aunque su construcción data del siglo pasado.

Ahora nos queda la parte más fea de la ruta casi una hora y media de carril con el sol cayendo a plomo sobre nuestras cabezas sin ninguna sombra que nos proteja. Dejamos atrás las ruinas de un cortijo abandonado y podemos ver al fondo los tajos del río en su camino al pantano que por fin vislumbramos.  Llegamos al poblado donde nos recibe una fuente de agua fría que nos alivia del calor, pero lo mejor a estas horas es una cerveza fría así que nos encaminamos al bar y en su terraza damos cuenta de los bocatas y así  concluimos otra jornada donde hemos descubierto un paisaje fantástico que nos ha hecho disfrutar un montón.

  • PA090003-1
  • PA090003
  • PA090006
  • PA090016
  • PA090017
  • PA090026
  • PA090028
  • PA090038
  • PA090041
  • PA090046
  • PA090047
  • PA090052
  • PA090057
  • PA090061
  • PA090063
  • PA090066
  • PA090070
  • PA090074
  • PA090079
  • PA090081
  • PA090082
  • PA090084
  • PA090089
  • PA090097
  • PA090100
  • PA090106
  • PA090108
  • PA090109
  • PA090115
  • PA090119
  • PA090126
  • PA090131
  • PA090134
  • PA090142
  • PA090147
  • PA090153
  • PA090158
  • PA090159

 

Envía tus comentarios...

    Copyright 2011 AMIGOS DEL TORCAL.

    Administrador

    Web Artesanos & Lokofilms

    Free Joomla Theme by Hostgator