You need Joomla! 1.7 to run this plugin!

17--09-2017 RÍO DILAR

Imprimir
Categoría: Senderismo

Ya se me había olvidado lo de madrugar los domingos  y es que hoy es un día de reencuentros, con los compañeros, con las mochilas y con las botas.  Así pues a las 7.30 nos encontramos con los amigos y tras los saludos nos encaminamos hacia Granada, hoy vamos a dar un paseo junto al río Dilar al que  unos meses atrás vimos nacer en los Lagunillos y saltar en las chorreras del Molinillo.

 

En el aparcamiento junto al restaurante los Alayos nos encontramos con Patricia y José Manuel y emprendemos nuestro recorrido. Se nota que el verano toca a su fin pues la temperatura es bastante fresquita, pero en cuanto nos ponemos en marcha se nos quita el frio. Dejamos atrás  una extensa área recreativa y la Central Eléctrica y nos internamos en un sendero estrecho entre vegetación de ribera, sauces, juncos, pinos, romero, zarzas, etc. nos acompañan y nos dan sombra mientras el río corre alegre y cantarín. De tanto en tanto nuestro camino y el del río se  cruzan y tenemos varias opciones, hacer equilibrios sobre las piedras, descalzarse o mojar las zapatillas. Nuestro presi es el  más valiente y sin pensarlo dos veces se mete en el agua  y ayuda a los más peques a pasar, mientras los demás retrasamos el contacto con el agua saltando de roca en roca hasta que un pie resbala y ya , nunca mejor dicho, de perdidos al río.

En nuestro recorrido alternamos las zonas umbrías donde el agua es la protagonista,  con otras más abiertas en las que  podemos disfrutar de un paisaje de montaña con aristas y formaciones curiosas que se recortan en el cielo.  Como vigía, al fondo del barranco vemos la Boca de la Pescá. Tras cruzar el río en incontables ocasiones y perdernos por pasadizos de vegetación el sonido del agua se hace más fuerte, hemos llegado al Chorreón. Una cascada se deshace en una poza de aguas transparentes y gélidas. Aquí toca darse un chapuzón pero solo hay un valiente que se lanza al agua, nuestro presi, los más peques también lo intentan pero el agua está demasiado fría y no son capaces de zambullirse por completo. Claro que nuestros amigos caninos están hechos de otra pasta y entran y salen sin problemas. El camino de vuelta es el mismo pero ya el sol calienta más y hasta nos apetece meter los pies en el río. En una pequeña presa nos reunimos para la foto de grupo y para admirar el cauce adornado de pequeños guijarros sobre el que corre mansamente el agua transparente.

Terminado el recorrido hacemos un alto en un bar para tomar un refresco y comentar la jornada. ¡Hemos empezado con buen pie!

¡NOS VEMOS EN LA PRÓXIMA!

 

  • P9170004
  • P9170005
  • P9170008
  • P9170010
  • P9170014
  • P9170020
  • P9170026
  • P9170027
  • P9170029
  • P9170032
  • P9170036
  • P9170042
  • P9170043
  • P9170045
  • P9170047
  • P9170050
  • P9170055
  • P9170058
  • P9170062
  • P9170063
  • P9170066
  • P9170067
  • P9170069
  • P9170070
  • P9170074

Envía tus comentarios...

    Copyright 2011 AMIGOS DEL TORCAL.

    Administrador

    Web Artesanos & Lokofilms

    Free Joomla Theme by Hostgator