You need Joomla! 1.7 to run this plugin!

15-10-2017 SIERRA DE HUETOR

Imprimir
Categoría: Senderismo

Hoy hemos quedado a las ocho de la mañana. Nos espera un microbús que llenamos por completo e inundamos con nuestras charlas mientras llegamos a nuestro destino, la Sierra de Huetor. La excursión de hoy parte del centro de visitantes Puerto Lobo. Hace una mañana más de verano que del otoño que se resiste a venir y que nos hace cargar con un compañero pesado, el calor.

 

La ruta de hoy nos va a llevar por distintos hitos. El primero al que nos dirigimos es Cerro Maullo donde según aseguran algunos, al anochecer y al amanecer se escuchan largos y extraños maullidos, son el eco de los que durante la guerra civil lanzaban los soldados para comunicarse entre ellos. Nosotros no oímos ningún sonido extraño solo nuestros pasos entre los túneles y galerías excavadas y el canto de algún pájaro que nada sabe de guerras. Tras recorrer las galerías y contemplar las vistas sobre la vega, nos dirigimos al siguiente punto del recorrido, la Cueva del Gato. Llegamos por un carril que da vistas a las cumbres de Sierra Nevada, desde el Caballo, vemos recortadas en el horizonte las inconfundibles siluetas del Veleta, el Mulhacén y la Alcazaba. Abandonamos el carril y nos internamos en un sendero entre pinos y plantas aromáticas que nos regalan su olor. Tras superar una fuerte pendiente llegamos a la entrada de la cueva, es una gruta bastante amplia donde un día dieron cobijo a los animales.  Tras recorrerla y hacer las fotos pertinentes, volvemos al sendero y pasamos junto a una gran higuera  para volver de nuevo a la pista y dirigirnos a la siguiente cueva, la del Agua.

En el camino de subida nos encontramos con un nutrido grupo de excursionistas que por suerte ya van de vuelta. Esta cueva, según reza en el panel que hay a su entrada, es de formación kárstica y contiene una especial biodiversidad vegetal y animal que aún se conserva.  Podemos ver estalactitas y estalagmitas aunque muchas de ellas están rotas debido a que ha estado abandonada durante mucho tiempo. Fuera, desde un mirador también podemos contemplar un magnifico paisaje.

Desandamos parte del camino y ponemos rumbo a nuestro siguiente hito, la Cruz de Alfacar, de nuevo es el pinar el que nos cobija bajo su sombra y mitiga el calor, seguimos una senda y sin mucha dificultad llegamos a la cruz, un excelente mirador sobre la vega de Granada, a nuestros pies Alfacar,  un poco más allá Víznar, y Granada en medio de la llanura. Tras poner nombre a los pueblos y contemplar el paisaje desandamos el camino y ya lo que toca es buscar un buen sitio para comer. A la sombra de unas encinas sacamos los bocatas y durante un breve momento solo se oye el sonido de las cremalleras de las mochilas y de los envoltorios de los bocatas. Se nota que teníamos hambre. En cuanto saciamos el apetito de nuevo retomamos las conversaciones y las bromas y tras un corto   descanso,  volvemos a ponernos en marcha.

Ya solo nos queda un último objetivo, la Cruz de Víznar. Encontrar el sendero correcto nos cuesta un poco, perdido entre la hojarasca y la vegetación hay que dar algún que otro rodeo, pero al final damos con él. Seguimos un camino ancho hasta llegar al collado de Víznar.  Este es un cruce de caminos desde donde parten distintas excursiones. La subida a la cruz es de ida y vuelta por el mismo sitio por lo que algunos deciden bajar ya a Puerto lobo y otros optamos por ascender a la Cruz.  Aunque no se tarda mucho en coronar la cumbre, menos de 15 minutos, en el último tramo hay que trepar, pero las vistas desde lo alto merecen la pena. Estamos en una atalaya coronada por una cruz desde donde podemos contemplar una espléndida panorámica de la Vega de Granada y Sierra Nevada. Una vez admirado el paisaje y hechas las fotos, nos dirigimos a la caseta de vigilancia que vimos desde abajo y allí nos recibe el vigilante solitario que agradeció nuestra visita y nos invitó a entrar a su torre  vigía donde pasa muchas horas oteando el horizonte.

Ya solo nos queda bajar hasta Puerto Lobo por un sendero en zigzag siempre con magníficas vistas de la vega que a estas horas resplandece con el sol de la tarde. En el bar que hay en la zona de recreo nos reunimos con nuestros compañeros que ya se han refrescado y nos tomamos unas merecidas cervezas bien frías antes de volver al autobús. Un día estupendo en el que hemos recorrido bonitos paisajes en muy buena compañía.

¡NOS VEMOS EN LA PRÓXIMA!

  • PA150008
  • PA150011
  • PA150014
  • PA150016
  • PA150023
  • PA150026
  • PA150031
  • PA150033
  • PA150036
  • PA150044
  • PA150048
  • PA150053
  • PA150054
  • PA150065
  • PA150069
  • PA150072
  • PA150073
  • PA150076
  • PA150080
  • PA150087
  • PA150089
  • PA150091
  • PA150094
  • PA150096
  • PA150098
  • PA150101
  • PA150104
  • PA150108

 

Envía tus comentarios...

    Copyright 2011 AMIGOS DEL TORCAL.

    Administrador

    Web Artesanos & Lokofilms

    Free Joomla Theme by Hostgator