You need Joomla! 1.7 to run this plugin!

6-05-2018 EL TORCAL EN PRIMAVERA

Imprimir
Categoría: Senderismo

Hoy nos quedamos en casa, nos vamos al Torcal. Dejamos los coches al pie de la Escaleruela e iniciamos la subida por el camino antiguo, que aunque más largo es más tendido. Poco a poco vamos ganando altura bajo la mirada de la luna  que se resiste a dejarse eclipsar por el sol. Antes de coronar el puerto aparece Antequera tendida en la vega, un tapiz de cuadros verdes y marrones. Ya en lo alto nos esperan Reinaldo y Mari Carmen que han entrado por la carretera de la Joya.

Ahora nuestra marcha es más cómoda por una llanura alfombrada de verde con estampado de pequeñas flores rosas. Pero tenemos que abandonar el llano para empezar a subir hasta el Puerto Duarte. Aprovechamos unas paredes que nos protegen del viento que a estas horas es algo frio para tomar el desayuno. Como telón de fondo se recortan bajo un cielo azul en el que navegan algunas nubes blancas el Camorro de Chimeneas con su forma piramidal y el Verde, más redondeado  y cubierto de hierba.

No tardamos en reanudar nuestro caminar y enseguida alcanzamos el puerto, nuestro siguiente objetivo son las Vilaneras, pero antes tenemos que dejar atrás un sendero que se adivina entre  piedras  y  cardos. Las varitas de San José se alzan aquí y allá orgullosas con sus flores recién estrenadas. Tras una última subida, unas rocas con forma de barco, o eso me parecen a mí, nos anuncian que hemos alcanzado nuestro hito, Las Vilaneras. Abajo hemos dejado los llanos  por donde hace poco hemos caminado, delante nuestra un pasillo entre  repisas de roca rojiza  tapizadas de primavera, no apto para los que tienen vértigo pero realmente espectacular. Las vistas desde aquí son inmejorables, al fondo Archidona custodiada por su sierra, en medio de la vega distinguimos la Peña de los enamorados entre la bruma de la mañana y por otro lado el Camorro de Chimeneas y la sierra de la Huma. Nuestros pasos nos conducen al Sombrerillo, desde donde damos vistas a nuestro siguiente objetivo, el Pilón de la Cruz, al que llegamos siguiendo un antiguo camino de carretas. Siempre he visto este pilón con agua y este año de tanta lluvia está hasta el borde. Nos dirigimos a la casa que debió pertenecer a Juan Gonzales, según vemos labrado en la puerta  junto a una fecha, mil ochocientos y algo. Las vacas pastan tranquilas en los alrededores, desde luego tienen para darse un buen festín. Seguimos hasta llegar al antiguo poblado de los canteros donde deambulamos entre sus restos, solo queda una casa en pie y algunos muros de piedras. También nos asomamos entre las ruinas para ver la estatua y el cuadro de Buda que alguien puso aquí hace ya algunos años. Ya solo nos queda volver a las Escaleruelas para iniciar el regreso hasta los coches.

 Hemos disfrutado de un día espectacular. El Torcal nunca nos defrauda y ahora en primavera es todo un espectáculo.  

  • P5060006
  • P5060009
  • P5060015
  • P5060016
  • P5060017
  • P5060018
  • P5060022
  • P5060025
  • P5060026
  • P5060027
  • P5060029
  • P5060031
  • P5060033
  • P5060034
  • P5060035
  • P5060039
  • P5060040
  • P5060041
  • P5060042
  • P5060043
  • P5060048
  • P5060050
  • P5060051
  • P5060053
  • P5060055
  • P5060057
  • P5060059
  • P5060060
  • P5060064
  • P5060066
  • P5060069
  • P5060077
  • P5060078
  • P5060092
  • P5060098
  • P5060103
  • P5060119
  • P5060120
  • P5060135
  • P5060136

 

 

Envía tus comentarios...

    Copyright 2011 AMIGOS DEL TORCAL.

    Administrador

    Web Artesanos & Lokofilms

    Free Joomla Theme by Hostgator