You need Joomla! 1.7 to run this plugin!

RÍO GRANDE DE JAYENA

Imprimir
Categoría: Senderismo

 

Empieza el otoño y estrenamos programación para la nueva temporada. En esta ocasión elegimos un río, pues todavía hace calor y si la ocasión lo permite podríamos darnos un chapuzón.

 

 

Salimos de Antequera pasadas las siete y media de la mañana. Somos un grupo bastante numeroso y muchos los coches que tras salir de la autovía de Granada tenemos que rectificar el itinerario. Hasta llegar a Jayena por estrechas carreteras llenas de curvas. Allí seguimos las indicaciones al área recreativa Bacal donde por fin dejamos los coches tras casi dos horas de viaje.

 El inicio del recorrido también ofrece algunas dificultades pero enseguida damos con el sendero que vamos a seguir. Caminamos entre romero y algunas encinas de verde ceniciento. Tras el caluroso verano el suelo está seco y las plantas reclaman un poco de lluvia para que sus colores verdes vuelvan a lucir. Seguimos una senda estrecha invadida por la vegetación. Zarzas y aulagas se empeñan en cobrarse su tributo a modo de arañazos. Al fin salimos a un carril más ancho y buscando la sombra de los pinos llegamos a una bifurcación. Uno de los caminos sube junto al cauce del arroyo de Las Golondrinas. Unos cuantos decidimos subir río arriba hasta llegar a una poza de aguas verdes  y transparentes. Decidimos darnos un baño para mitigar el calor. Pero con lo que no contábamos es que las aguas estuvieran heladas.  El sitio es idílico pero lo mejor es cuando te sales del agua y vuelves a sentir la  sangre corriendo por las venas. Tras el refrescante baño desandamos el camino y nos reencontramos con los demás compañeros que están tranquilamente sentados en una chopera. Nosotros los imitamos y sacamos los bocatas que ya nos  hemos ganado.

 

Después del merecido descanso volvemos al camino, ahora siguiendo un sendero junto al cauce del río motivo de la excursión de hoy, el Jayena o Bacal, como lo llaman otros. Pasamos junto a algunas zarzas que nos tientan con sus deliciosas moras y acompañados del rumor del río caminamos alegres hasta que llegamos a otra poza que nos invita a otro chapuzón.  Sin pensarlo dos veces cruzamos el río para llegar a ella. El agua aquí no está tan fría, incluso puedo meter la cabeza. El sitio es perfecto para la foto de grupo, pero lograr juntar a todos no es tarea fácil. Por fin todo el mundo busca su sitio y conseguimos la instantánea que inmortalice nuestro paso por aquí.

 

Volvemos a calzarnos y al camino. El río sigue su curso sorteando rocas y se encajona entre paredes de roca que limitan su paso. El sendero sube para ofrecernos una vista preciosa de otra poza de aguas verdes y tentadoras. Hay quien no se resiste a otro baño, mientras que otros decidimos seguir el camino. Tenemos que cruzar el río en numerosas ocasiones antes de llegar a una última poza, pero ya es tarde y dejamos el baño para otra ocasión. Así tenemos excusa para volver por estos parajes. A partir de aquí solo nos queda atravesar un gran llano cubierto de hierba dorada por los últimos rayos del sol de la tarde. Pasando  junto a los restos de un jardín botánico, llegamos al área recreativa donde esta mañana dejamos los coches. Aquí nos despedidos y damos por concluida la primera excursión del otoño.

 

  • 001
  • 002
  • 003
  • 004
  • 005
  • 006
  • 007
  • 008
  • 009
  • 010
  • 011
  • 012
  • 013
  • 014
  • 015
  • 016
  • 017
  • 018
  • 019
  • 020
  • 021
  • 022
  • 023
  • 024
  • 025
  • 026
  • 027
  • 028

 

Envía tus comentarios...

    Copyright 2011 AMIGOS DEL TORCAL.

    Administrador

    Web Artesanos & Lokofilms

    Free Joomla Theme by Hostgator